Steven Juarbe tenía un futuro prometedor como jugador de béisbol, hasta que una lesión en el hombro lo sacó del deporte para siempre. Sin embargo, este guerrero puertorriqueño no se rendía. Buscando algo nuevo para ganarse la vida, encontró una carrera en mercadeo en red, lo que le permitió a Steven jugar el mejor juego de su vida.— J.L.

¿Qué estabas haciendo antes de entrar en este negocio?

Lo creas o no, mi plan era convertirme en un jugador de béisbol profesional. Nací en Puerto Rico, donde comencé a jugar a temprana edad. En 2010, gané una beca para jugar béisbol en la Universidad de California. Desafortunadamente, un día me rompí un hueso en el hombro derecho. Yo era un lanzador, así que mis sueños de llegar a las grandes ligas desaparecieron de la noche a la mañana. Eso fue un shock emocional debido a todo el tiempo que había dedicado a mi deporte. Tenía 17 años y ya tenía responsabilidades importantes, como pagar un alquiler, conducir un automóvil, todas las obligaciones que encuentras cuando vives solo, lejos de tu familia. Estaba «creciendo rápido» en California, así que tuve que encontrar, lo antes posible, una forma de mantenerme y avanzar más allá de mis estudios.

Quiero contarte más: Envíame tus datos clic aquí 

Este es el artículo que salió en networkingtimes.com y esta es una transcripción exacta del contenido